Madonna: “Está en mi ADN tomar ideas y desafiar las normas”

Madonna: “Está en mi ADN tomar ideas y desafiar las normas”

Decir que Madonna es deliberadamente provocativa cuando sale de gira con un nuevo espectáculo es como decir que el papa es católico.

“Admitámoslo, he estado haciendo esto toda mi carrera”, asegura la leyenda del pop. Madonna estaba hablando por teléfono desde Nueva York durante los ensayos para su gira “Rebel heart”, (Corazón rebelde) en la que presentará 64 espectáculos en 43 ciudades de América del Norte, Europa, Asia y Australia hasta marzo de 2016.

La producción, muy teatral y detalladamente coreografiada, ofrecerá 23 canciones que abarcan su carrera desde 1982 hasta el presente y toma su tema del décimo tercer disco de estudio de Madonna, Rebel heart, que salió en marzo y debutó en el segundo lugar de las 200 de Billboard. “Es romance, amor, es vivir para amar, es ser un corazón rebelde,” explica la estrella.

Impresionantes

Los espectáculos anteriores de Madonna, en especial la gira “MDNA” de 2012, que recaudó 305.2 millones de dólares, siendo la décima gira con mayor recaudación de la historia, han sido asuntos conceptuales, con libreto, en los que se juega con las convenciones sexuales y religiosas; temas políticos y ambientales. “Yo abordo temas bastante complejos, supongo, ése es mi trabajo,” afirma.

Sus simpatizantes la llaman ambiciosa e inventiva, la revista Rolling Stone aseguró que su gira de 1990, “Blond Ambition”, había sido la gira mundial de conciertos más grandes de ese decenio. Por el otro lado están los indignados, los que la consideran blasfema y que en ocasiones han protestado afuera de sus conciertos. En ese mismo espectáculo “Blond Ambition”, las autoridades de Toronto trataron de arrestarla a causa de algunas de las imágenes usadas.

Es evidente que Madonna se deleita en su bien establecido papel de provocadora pop. “Me viene por naturaleza, no sé de dónde venga pero es parte de mi naturaleza. Está en mi ADN tomar ideas y convenciones y desafiar las normas, cuestionar cosas, darles la vuelta y preguntarme qué pasaría si…”, afirma la cantante. “No es porque no respete las ideas y las creencias ajenas,” continúa.

Mina de oro

La gira “Rebel heart” es la décima gira importante de Madonna y la última dentro del contrato con Live Nation Entertainment por diez años, que también comprende sus discos y mercancía.

La alianza ha sido lucrativa, para cuatro de sus giras anteriores se vendieron 7.8 millones de boletos y produjeron más de mil millones de dólares en ingresos en la puerta. Ella ha reunido a un ejército de colaboradores creativos para darle vida a sus ideas.

El programa de esta gira ha estado dirigido por Jamie King, que ha trabajado con Madonna en giras anteriores, así como con Iggy Azalea, Cirque du Soleil, Michael Jackson, Rihanna y Britney Spears, en las que Megan Lawson y Jason Young se encargan de la coreografía de veinte bailarines en rutinas intrincadas y a veces acrobáticas.

“Empecé mi vida como bailarina,” afirma Madonna, “así que bailar es importante para mí. Yo trato de encontrar a los bailarines más exclusivos y originales para trabajar con ellos y organizarlos para narrar una historia que inspire a los espectadores y les cambie la vida. Es una meta muy ambiciosa, pero eso es lo que hay que tener: metas ambiciosas”, manifestó la cantante.

Programada. Sobre las canciones que cantará en la gira, Madonna dijo: “Es difícil escoger”.

“A veces tengo que soltar cosas que me gustan porque de plano no encajan, no suenan bien, no van con el tema. Tiendo a inclinarme por mis canciones más abstractas, menos comerciales, pero me doy cuenta que debo tener canciones que la gente conozca, con las que quiera cantar y con las que esté familiarizada. Así que tengo que equilibrar eso y no solamente hacer un espectáculo creativo para complacerme”.

El espectáculo “Rebel heart” establece ese equilibrio, dándoles a los fans tres pistas de Rebel heart en medio de grandes favoritas como Material girl (1984), La isla bonita (1987) y Who’s that girl (1987), junto con trozos de otras como Everybody (1982) y Into the Groove (1985). Hay gente que esperaba que Madonna abandonara este tipo de “shows” hace mucho tiempo, que se hubiera retirado de la agotadora coreografía que ha marcado su carrera. De ninguna manera.

La artista insiste en que sigue siendo capaz de hacerlo e incluso parece ofendida si alguien da a entender que no lo es.

Previous Ryan Gosling y Emma Stone ¿enamorados?
Next Pro UNPHU realizó Jornada Limpieza de Playas

You might also like

“Fans”, una nueva red social para los locos por la música

¿Loco por una banda pero demasiado tímido para compartirlo en Facebook? “Fans”, un nuevo sitio en internet, espera hacerse su lugar en el mundo de las redes sociales apuntando a

Shakira muestra que Milan ¡ya sabe leer!

Con la llegada de Milan, y luego de Sasha, Shakira se convirtió en una madre plena, aunque por ahora no busca ampliar su familia. “En este momento no estoy esperando

“Jurassic World” acumula millonarias ganancias

Los dinosaurios de “Jurassic World” no mostraron ningún signo de extinción en los cines estadounidenses este fin de semana, manteniéndose en el primer lugar de la taquilla por cuarta semana,

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Reply