El regreso en 2018 del asteroide Halloween con forma de calavera

Cuando se aproximó a la Tierra hace poco más de dos años sorprendió a los científicos no solo por su relativa cercanía a nuestro planeta (unos 486.000 kilómetros o 1,3 distancias lunares), sino también por su extraña forma semejante a una calavera humana.

La forma del asteroide, cuyo nombre oficial es 2015 TB145, no podría ser más oportuna: su acercamiento más próximo se produjo el 31 de octubre de 2015, el día en que se celebra la fiesta de Halloween.

Y, según anunció recientemente el Instituto de Astrofísica de Andalucía, en España, el evento se repetirá nuevamente en 2018, aunque no en la misma fecha.

Esto se debe a que su período orbital es de 1.112 días (es decir, un poco más de tres años), y por ende llegará más tarde que la vez anterior.

Su regreso, dicen los investigadores, está previsto para el mes de noviembre.

Tampoco se acercará tanto como en aquella ocasión: podrá observarse en su momento más cercano a una distancia 105 veces superior a la que existe entre nuestra Luna y la Tierra.

Un poco más brillante que el carbón

Las observaciones hechas hasta el momento revelaron que el asteroide tiene un período de rotación de aproximadamente 3 horas, aunque no se descarta que pueda ser un poco más largo.

Cometa con forma de calavera

Uno de los investigadores de Andalucía que estudió el asteroide, Pablo Santos-Sanz, explicó a la agencia SINC, especializada en asuntos científicos, que “el tamaño del objeto está entre un mínimo de 625 metros y un máximo de 700 metros, su forma es la de un elipsoide ligeramente achatado, y la posición de su eje de rotación estaba aproximadamente perpendicular a la Tierra en el momento de su máximo acercamiento”.

“Además, su inercia térmica (cantidad de calor que conserva y la velocidad con que lo absorbe o transfiere) es compatible con la de asteroides de tamaño similar”.

El asteroide refleja entre un 5% y un 6% de la luz del sol, por eso se ve apenas un poco más brillante que el carbón.

Cometa muerto

Los astrónomos creen que el asteroide, bautizado informalmente Halloween, podría ser en realidad un cometa extinto, que perdió sus compuestos volátiles tras dar numerosas vueltas alrededor del Sol.

La diferencia entre asteroides y cometas radica en su composición química.

Mientras que los primeros son más rocosos y metálicos, los segundos tienen una mayor proporción de hielo y algo de roca.

También tienen un tipo de órbita diferente.

Los investigadores esperan que la visita en 2018 les permita hacer nuevas observaciones.

Pero para que el regreso coincida otra vez con la noche de Halloween, habrá que esperar hasta 2088, cuando volverá a pasar en esa fecha, a unas 20 distancias lunares.

Previous La fiebre del oro electrónico: cuáles son los mejores lugares del mundo para "minar" bitcoins y otras criptomonedas (y por qué)
Next China construirá un centro de simulación del ambiente de Marte

You might also like

Consejos para ahorrar energía en su “smartphone”

En pleno siglo XXI estar incomunicado es un pecado. Y esto no significa solamente disponer de un dispositivo, sino también mantenerlo con la batería cargada a fin de evitar contratiempos.

El casco de realidad virtual “Project Morpheus” dispara a Sony en la Bolsa

El gigante multinacional Sony se disparó en la Bolsa de Tokio en marzo, muy por encima de la media en el parqué nipón, tras anunciar el próximo lanzamiento de su

300 millones al mes: el total de horas que ven los usuarios de YouTube

Los usuarios de YouTube en su conjunto han consumido 300 millones de horas al mes en la plataforma de vídeo online, cuando un año atrás la cifra se aproximaba a